Si estás pensando en comprar una vivienda y tienes ya una vivienda habitual en propiedad, esta información te interesa.

Vender una vivienda para comprar otra

Mariluz

¿Sabías que al vender tu vivienda habitual es posible beneficiarse de una exención fiscal si se adquiere una nueva, también habitual, en el plazo de 2 años?

Cuando una persona vende su vivienda, obtiene normalmente, incremento patrimonial del que debe pagar plusvalías a Hacienda en su Renta.

Pero, ¿es posible evitar este pago? ¿Cómo?

Deberemos comprar una nueva vivienda en el plazo máximo de dos años, reinvertir el importe total de la venta anterior y que ambas viviendas (la que se vende y la que se compra), tengan el carácter de habitual.

¿Y cuándo considera Hacienda que una vivienda es habitual?

Que el piso que se vende haya sido la residencia del propietario durante un plazo continuado mínimo de 3 años (se entenderá que fue habitual aunque se haya tenido que dejar antes de ese plazo por causas como matrimonio, separación, traslado laboral, obtención de primer empleo o cambio de trabajo).

Para que la vivienda adquirida se considere habitual es preciso habitarla, de manera efectiva y con carácter permanente, en un plazo de 12 meses desde su adquisición o la terminación de las obras que hayan sido necesarias, como recoge la Agencia Tributaria.

¿Cómo  tramitar la exención en el IRPF?

Realizar los trámites para solicitar la exención por reinversión es sencillo. Una vez que se venda la antigua casa, será necesario empadronarse en la nueva, a efectos de establecerla como habitual. 

También, posteriormente, será preciso, a la hora de realizar la declaración de IRPF de dicho ejercico, acudir al apartado de exenciones por vivienda habitual del formulario de renta y facilitar los datos. No es necesario hacer ningún tipo de operacones matemática, pues "el sistema online de la Agencia Tributaria se ocupa de calcular los importes necesarios, una vez que se aporta la información requerida".

¿Y si eres mayor de 65 años?

Si al vender la vivienda se superan los 65 años de edad, las exigencias se suavizan. No hay que abonar impuestos, vaya a reinvertir o no lo ganado, siempre que la casa sea la habitual. Pero además, la vivienda habitual, en este caso, será para Hacienda aquella en la que se haya vivido desde dos años antes de la venta.

Odoo text and image block